BatmanLas redes sociales tienen muchos usos y es recomendable estar en ellas, además así podremos usar las grandes posibilidades que nos otorgan. Sin duda uno de los aspectos más atractivos es el de conformar nuestra imagen personal (la realidad nunca es tan atractiva como el reflejo que hacemos de ella), y el de promocionar nuestros servicios o a nosotros mismos.

La publicidad es una constante en nuestra vida, pero si está en nuestra mano debemos evitar ser intrusivos, es algo que molesta mucho y que te puede restar interés de cara a otras personas. No me refiero a que no uses tu perfil en Twitter o tu muro en Facebook para contar tus éxitos y logros (pero haz más, da valor. Esto lo contaré en otra entrada, lo prometo), pero lo que bajo ningún concepto debes hacer es usar el de los demás.

2006 TV Land Awards - Backstage and AudienceEs su muro, es su perfil, es su nombre y es su espacio. No seas un invasor, no te conviertas en un intruso y no uses a gente que no tiene nada que ver para tus fines. Vamos a ver tres ejemplos claros de errores a evitar.

1) Etiquetado en fotos: Mucha gente tiene esta costumbre, y cada vez que hace un evento de algún tipo etiqueta a gente en la foto/cartel/poster para que lo sepan. Una cosa es hacerlo con tu círculo, familia y amistades para que estén enterados (y por supuesto a las personas implicadas, claro), y otra muy distinta el coger a tu lista de contactos para hacer así la promoción. Normalmente lograrás tres cosas: informar a los que etiquetas, que se quejen de ello y que alguno te haga un bloqueo.

2) Comentarios publicitarios: Vale, en este punto me estoy refiriendo a cuando respondes en un estado/comentario de alguien para hacer promoción de tu negocio o de tus servicios. A menos que la persona haya dicho algo relacionado, es totalmente intrusivo que respondas hablando de tu rollo. Da un consejo o algo útil, eso siempre se agradece, pero no sueltes tu rollo.

3) Mensajes privados: Lógicamente puedes escribir a alguien al que consideres que le interesa, comentar el porqué y de paso quedar a tomar un café/caña. Lo que está feo es que mandes un mensaje pre-diseñado a todos dando la chapa, si no te tomas la molestia siquiera de mandármelo directamente a mí ¿porqué debería molestarme yo en leerlo? Y por supuesto, menos todavía los mensajes multitudinarios, si piensas que funcionan haz la prueba y cuenta las personas que abandonan la conversación.

En esta entrada acabáis de tener tres imágenes promocionales de E4E, así por arte de magia. Es mi blog, y yo decido. Esa es la idea.

En esta entrada acabáis de tener tres imágenes promocionales de E4E, así por arte de magia. Es mi blog, y yo decido. Esa es la idea.

Es muy probable que la mayoría de vosotros hayáis sufrido alguno de estos tres casos, o los tres, e incluso peor (espero que no) que los hayáis protagonizado. Para evitarlo lo más sencillo es la máxima de que no hagas lo que no quieras que te hagan, así que si te molesta cualquiera de estos puntos pues ya está, no te conviertas en la persona que está detrás de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website