Cómic,  Crítica

Liga de la justicia: el día del juicio

El universo de DC Comics siempre ha tenido una cierta fascinación por los elementos de la magia y el misticismo. Esto es algo que queda bien patente en la muy recomendable serie Los libros de la magia, el personaje del Dr. Fate, el primer Linterna Verde o la importancia que han tenido los personajes de este calado en las primeras Crisis.

Todo sin dejar de lado a otros bien conocidos como Etrigan, el enigmático Fantasma Errante, Zatanna y por supuesto John Constantine que desde hace décadas es uno de los nombres más conocidos de la editorial.

Un grupo bien diferente en el que personajes de corte muy distinto pueden encontrarse, con aventuras e historias fascinantes, pero con un nombre que todos ellos parecen temer: El Espectro.

Un ser de poder prácticamente divino del que apenas se supo nada durante décadas, salvo que compartía su cuerpo con el fallecido policía Jim Corrigan. El agente del orden había sido asesinado en circunstancias terribles y una entidad que solo conoceremos como La Voz (se entiende que es Dios, posteriormente esto será un hecho), le devolverá a la Tierra con la misión de eliminar el mal.

Huelga decir que los primeros que sufrirán su ira y su venganza (ya que es el espíritu de la venganza) serán los que sesgaron su vida. Este oscuro origen y lo macabro de sus historias no le impidieron pasar a formar parte de la Sociedad de la Justicia, y sufrir el mismo ostracismo que ellos cuando la Edad de Oro de los cómics pasó de moda.

Al igual que otros muchos volvería en la Edad de Plata, en esta ocasión explorando más sus poderes y orígenes, que seguían sin estar del todo claro pero convirtiendo cada vez más al personaje en un ser muy alejado del superhéroes al uso que casi era en sus primeros años de vida. Esto llegará a su máximo esplendor en la década de los setenta en la que ya puede decirse que realmente pasa a ser el espíritu de la venganza, compartiendo con los héroes la misión de luchar contra el mal pero de una forma mucho más terrible que ellos.

Ya casi en la actualidad se llega a saber de él que fue un ángel caído y arrepentido, elegido para ser la encarnación de la ira de Dios y que necesita de un anfitrión humano para lograr su correcto castigo. Justo aquí entra en acción el tomo Liga de la justicia: el día del juicio, un relato de Geoff Johns ilustrado por Matt Smith quienes plantean una alianza entre Etrigan y el ángel Asmodel con el fin de que este se fusione con la temida entidad de la venganza.

GALDLJ_Eldiadeljuicio

Así será, causando un buen montón de oscuridad que requerirá de los poderes unidos de Zatanna, Dr. Oculto, Deadman y el resto de héroes que conforman al grupo conocido como Los centinelas de la magia. Serán ellos los únicos capaces de enfrentarse a este nuevo y terrible Espectro, con la ayuda de la Liga de la Justicia e incluso de varios miembros de la Sociedad de la Justicia.

Lo que los autores pretenden es adentrarse en quién es realmente este temible ser para todo ellos, qué ha sido de Jim Corrigan y también explorar el alma del atormentado espíritu de la venganza. El resultado de la narración es bien conocido por cualquier lector de cómic, y la portada ya lo desvela, cuando Hal Jordan luche para ser el nuevo portador y entienda que lejos de ser una bendición es un tremendo castigo. Un final que no es más que un principio y que tendrá más consecuencias de las que nadie imaginaba en ese momento.

La historia se completa con dos pequeñas tramas tituladas El dilema del destino de Scott Beaty y John McCrea y Los culpables de J.M. DeMatteis y Mark Pajarillo; en este par de historias se explican más algunas de las consecuencias de los actos llevados a cabo por Los Centinelas de la magia y el propio Jordan, aportando todavía mayor profundidad a lo narrado por Geoff Johns y Matt Smith en las páginas anteriores.

Una lectura totalmente recomendable que se aleja de las aventuras habituales de la Liga de la Justicia, planteando una historia a medio camino camino en el más puro género superheróico y la esencia mágica que imbuye a gran parte del universo DC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *