Soy fuego y vida encarnados. Ahora y para siempre, soy Fénix”.

Una de esas frases míticas que marcaron un momento clave en la historia de Marvel Comics y que todo buen lector está deseando volver a oír. Creedme, si lo que os gustan son las frases épicas y emblemáticas, en este doble tomo de Panini vais a ir bien servidos.

¿Qué pasa cuando el Fénix, uno de los mayores enemigos de la humanidad, se convierte en la última esperanza para salvar de la extinción a la raza mutante? ¿Qué pasa cuando unos intentan usarlo al fin para hacer el bien pero otros, demasiado pagados de sí mismos y seguros de su superioridad moral, no les dan la oportunidad y deciden tacharlos de villanos y destruirlos? Ésta es la historia de Scott Summers y Steve Rogers, tratando de salvar el mundo, cada uno a su manera, con el inevitable enfrentamiento entre las dos potencias superheroicas más grandes del universo Marvel destruyendo toda posibilidad de hacer algo bueno.

V vs X (Los Vengadores contra la Patrulla-X) es una de esas macrosagas imprescindibles para comprender los grandes cambios en el status quo del universo Marvel, como lo fueran Desunidos, Civil War o Invasión Secreta. La historia, orquestada en grupo por algunas de las mentes más brillantes del cómic americano –Bendis, Aaron, Brubaker, Waid, Fraction y Hickman- es interesante, está llena de giros argumentales espectaculares y de grandes momentos llenos de epicidad y emoción.

¿Tiene cosas malas? Sí, tiene algunos defectos que es imposible pasar por alto. Por encima de todo, el maniqueísmo con el que obran los Vengadores en esta saga, con esos aires de superioridad moral y de menosprecio a cualquier superhéroe que no sea uno de ellos. Podríamos decir que la culpa de todo el conflicto la tienen ellos –especialmente el Capitán América- por su rápido juicio moral contra Cíclope, por no confiar en su capacidad de liderazgo y no apoyarle en su intento de salvar a toda una especie de la desaparición. Desde el minuto uno, deciden tacharlo de terrorista y lanzarse de cabeza a impedir sus planes, no le dan ninguna oportunidad de demostrarles que intenta hacer el bien, impidiendo así que pueda salir algo bueno de ello. Y el hecho es que sí que sale algo bueno.

La Patrulla-X parece ser la gran villana de esta obra, cometiendo crímenes tan abominables como acabar con el hambre, la sequía, la pobreza y las guerras en todo el mundo. Los defensores del sistema actual no pueden permitir tal afrenta y deciden pararles los pies antes de que hagan algo aún peor, como… no sé, ¿salvar bebés de foca de ser apaleados? En cierto punto, los guionistas se dan cuenta de que los supuestos villanos les están quedando demasiado buenos y deciden dar un giro dramático para que los “buenos” tengan razón: a Los Cinco Fénix –Cíclope, Emma Frost, Namor, Coloso y Magik- se les va el poder de las manos y se vuelven malos y megalómanos de la noche a la mañana. Un tratamiento un tanto pobre que ensombrece lo que podría haber sido. Y es que a veces parece que la única forma de hacer una de estas obras en que los héroes se enfrentan entre sí es demonizando a uno de nuestros ídolos y convirtiéndolo en un desalmado villano así por las buenas –Wanda Maximoff en Desunidos, Tony Stark en Civil War, Emma Frost en Inhumanos vs la Patrulla-X, o Cíclope aquí-. Pero, en este caso, nunca lograron convencer a los lectores: Cíclope es ahora mucho más querido por todos, incluso por sus antiguos detractores ahora reconvertidos en fans –entre los cuales me cuento- gracias a esta obra.

Pero estos defectos de la trama no estropean un producto que es, por todo lo demás, brillante. La narrativa es, como ya decía antes, épica. La historia te mantiene siempre enganchado sin poder dejar de leer lo que va a suceder a continuación. Las escenas de acción son espectaculares. Y algunos momentos cargados de emotividad de nivel superior quedarán para siempre en el recuerdo, como el valor inconmensurable de Spiderman en la escena en que se enfrenta él solito a los hermanos Rasputin para dar tiempo a escapar a sus amigos, el horrible asalto a Wakanda por parte de Namor, o cada escena que protagoniza por Hope Summers –la verdadera heroína de esta historia-. Y, sobre todo, el crudo enfrentamiento entre Scott y Xavier que, al igual que pasó en Secret Wars con Reed Richards y Victor Von Muerte, es a lo que en realidad se reduce todo.

El choque -¿o quizás combinación?- de las tres fuerzas mágicas más poderosas del universo Marvel –el Fénix, la Magia del Caos de la Bruja Escarlata y el Puño de Hierro- es una de las partes más interesantes de la historia, una de las elecciones de guión más jugosas y acertadas que nos depara este fantástico tomo. Y al fin tenemos ocasión de conocer el verdadero origen de Hope Summers, su valía, su heroísmo y su objetivo en el cosmos marvelita. V vs X es uno de esos casos en que las consecuencias de su conclusión se dejarán ver con mucha fuerza en los cómics durante muchos años, desde el nuevo equipo de Imposibles Vengadores hasta esas camisetas que muchos aún lucimos orgullosos con la consigna “Ciclope tenía razón”.

En cuanto al apartado gráfico, puede chocar que la primera mitad de la obra esté dibujada por John Romita Jr, un autor con un estilo un tanto indie o underground al que un evento de estas proporciones podría venirle grande, pero os aseguro que sabe estar a la altura. Y, sin duda, se resarce con creces con el siempre alucinante Oliver Coipel dibujando la segunda mitad del evento, que le viene a este maestro como anillo al dedo –con cierta ayudita del veterano Adam Kubert-.

Una obra que, sin lugar a dudas, hará las delicias de todo buen Marvel Zombie y que vale la pena leer y disfrutar de principio a fin. El Fénix es vida, el Fénix es muerte, el Fénix es renacimiento. Su historia nunca termina y cada vez que vuelve nos aporta algo nuevo. Porque, como dice Scott Summers, líder revolucionario y visionario del futuro, “Siempre tiene que haber destrucción antes del renacimiento”.

Artículo de Jöse Sénder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website