No creo que os mienta cuando digo que el tomo Poder Ardilla es uno de los más divertidos que he podido leer en mucho tiempo.

Desde la primera página Ryan North y Erica Henderson dan al lector un no parar de risa, comedia, redes sociales, notas a pies de página a lo puro Terry Pratchett y superhéroes, muchos superhéroes.

Pero no corramos.

¿Chica ardilla?

Según ha comentado Will Murray su intención con este personaje que apareció por primera vez en 1992 era restar algo de seriedad a los X-Men y devolver esa idea de que todo podía pasar. Con diseño de Steve Ditko llegó la aventura inicial fue en Marvel Super Heroes vol. 2 nº8 (Marvel Super-Heroes Winter Special) con el poder de controlar a las ardillas, o más bien ser amiga de ellas, que la ha hecho ser realmente peligrosa logrando derrotar al Doctor Muerte, Modock, Lobezno e incluso a Thanos.

Ha ido apareciendo y desapareciendo de los cómics a partes iguales, formando parte de Los Vengadores de los Grandes Lago (y su vertiente de Iniciativa post Civil War) y también ha estado junto con los Nuevos Vengadores como niñera de Luke Cage y Jessica Jones mientras asiste a la universidad.

¿Y ahora?

Pues justo entraremos en su vida cuando llegue a la universidad (de hecho veo ciertas similitudes con La chica murciélago de Burnside) para estudiar informática. Por supuesto esto lo compaginará con su vertiente de justiciera y un burdo intento de mantener su personalidad secreta en, bueno, en secreto. Que sea buena o no haciéndolo ya es otro tema.

Estamos ante una pura sitcom. No hay otra forma de definir a estas páginas. Una viñeta tras otra se llenan de gags, de situaciones casi absurdas que bien podrían pasar a cualquiera (salvando distancias) y referencias constantes al universo Marvel que que nadie se olvide que ella forma parte del mismo.

Lógicamente la presencia de Masacre (Deadpool) en un cómic que está totalmente inscrito en la comedia es casi obligatoria, al menos ahora mismo que tras su exitosa película goza de gran popularidad. Se logra a través de una serie de cartas coleccionables que tiene la protagonista, en las que se detallan los villanos de Marvel con sus poderes y algunas debilidades, por supuesto todo de forma desternillante para el lector.

¿Debo comprarme Poder Ardilla?

Sí, por Dios, sí. Hazlo. Parece que poco a poco el sentido común está volviendo a La Casa de las Ideas (y a la Distinguida Competencia) haciendo que los cómics vuelvan a su esencia de entretener y gustar al lector.

Claro que sigue habiendo una crítica y una actualidad, pero también la había en el Spider-Man de los setenta y no por eso dejaba de vivir aventuras interesantes.

Ahora, cuando hayas terminado de leer Poder Ardilla piensa esto: ¿no sería una serie de televisión genial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website