Los Omega Men. ¿Quiénes son? ¿Os suenan? No, seguramente no. A mí tampoco me sonaban mucho. Son de estos supergrupos de DC Comics que van y vienen, aparecen y desaparecen y están siempre en un tercer plano y a veces tienen relevancia. Seguramente si hablo de Lobo, del gran Lobo, todos sepáis quién es. Ese mercenario loco enorme y cachas. Pues, precisamente, tuvo sus primeros orígenes aquí. Pero no vamos a hablar de ese grupo. Vamos a saltar en el tiempo y vamos a hablar del grupo que publica ahora mismo ECC.

¿Y qué son los Omega Men? Son un grupo de rebeldes, un grupo de la resistencia que intenta en su galaxia, devolver la libertad a un sector oprimido por un malvado señor feudal. Esta historia no es nueva. No es nada que no hayamos leído en veinte libros de caballería, que no hayamos visto en un montón de películas como Star Wars, por ejemplo, o el señor de las montañas de Thorgal, ya que esta historia es la que está de fondo ante la historia principal de viajes en el tiempo.

¿Qué es lo que hace a este cómic diferente? Seguramente, la presencia de un Linterna Verde, del segundo gran Linterna Verde, de Kyle Rayner, aquí convertido en el Linterna Verde portador de todos los espectros pero despojado de su anillo, el antaño Linterna Blanca, el White Lantern ahora, que debe enfrentarse a algo más que a una rebelión y a un señor feudal. Debe enfrentarse a sus miedos, a sus dudas y avanzar para conseguir que este guión de Tom King vaya a su máximo nivel.

No puedo evitar ver ciertas similitudes con Planeta Hulk, ahora mismo uno de los títulos que más está sonando de Panini Cómics gracias a la película Thor: Ragnarok, y con la que no hay tanta distancia, puesto que en ambos casos un héroe, antihéroe en el caso de Hulk, deben enfrentarse a un temible señor feudal, un temible dictador, un emperador que está oprimiendo a su pueblo para hacer lo que a él le apetece. Y lo hace en teoría por el bien del pueblo, sustentado en unos derechos de nacimiento, unos derechos que él ha considerado que son suyos y así aplastar a todos los que se le oponen.

La diferencia es que además en Omega Men se va más allá. Hay una evidente crítica política, una evidente crítica religiosa, además de que el tratamiento de los diferentes personajes que conforman este grupo es realmente rico, haciendo que el lector pueda disfrutar de cada página. Es cierto que el dibujo de Barnaby Bagenda ayuda mucho a la historia y a que avance la trama. También es cierto que las sorpresas son pocas. Cualquiera que haya leído, como hemos dicho, relatos de caballería, fantasía heroica, Conan, por supuesto, imprescindible a la hora de hablar de este tipo de títulos, se encontrará con una obra que en muchos puntos es muy predecible. Llegas a saber perfectamente casi cómo va a acabar a partir de cierto punto, los giros de los personajes no te sorprenden en absoluto… pero aquí estamos en lo de siempre. ¿Es necesario que una obra sorprenda o sea novedosa para ser válida?

Siempre se considera ese punto cuando se hace una crítica pero, claro, no todo pretende ser novedoso, no todo pretende marcar un antes y un después. Muchas de las historias simplemente pretenden ser historias. Y esta es una historia. Una historia más de entre otras muchas historias. Una historia entretenida. Una historia válida. Una historia que no decepciona, que cumple, que se aleja por completo de lo que suelen ser las historias de superhéroes que tenemos hoy en día, que busca otro terreno, que se adentra más en una parte más política que no nos extrañaría ver en cierta forma en Star Trek, no llevada de esta forma tan salvaje, sino más de política por política, pero alejándose totalmente de lo que hoy en día suelen hacer muchas veces los superhéroes.

Es cierto que vivimos una época en la que los personajes de cómic intentan ir un paso más allá de lo que se había hecho hasta el momento sobre todo en los últimos años. Pero aquí contamos con la fortuna de que los personajes realmente no son superhéroes. Son exiliados, son rebeldes, renegados de sus tierras, quizá libertadores. Eso queda para la opinión de todos aquellos que lo leáis.

La verdad es este tomo en tapa blanda, 25 €, de ECC, da lo que promete: promete a los más buscados de la galaxia y es lo que vais a tener, una historia entretenida, una historia política y una historia que no ahorra en ningún momento la violencia necesaria para contar todo aquello que quiere contar.

Lobo en The Omega Men

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website