En ocasiones parece que el mundo del cómic de superhéroes no puede funcionar bien si en lugar de tener historias protagonizadas por hombres sea por mujeres. No es cierto, nunca lo fue pero sí que es verdad que muchos autores no se atrevían a hacerlo y otros tantos lectores parecían tener prejuicios sobre estos personajes.

La pregunta es si realmente era por una pura cuestión de género o si más bien por no hacerse guiones a la altura, y viendo el éxito de Chica Ardilla de un tiempo a esta parte o de la nueva Miss Marvel queda patente que si hay un buen tratamiento de guión detrás se puede lograr que triunfe el héroe (o villano) que sea.

No importa si es hombre, mujer, adulto, niño, americano, iraní, un pato antropomorfo o una gigante de color verde. Cuando hay alguien bueno detrás de los mandos, el proyecto va por buen camino y el que sale ganando es siempre el lector.

Y sí, todo esto no era más que una forma de llegar hasta Hulka, la poderosa prima de Hulk.

¿Quién es Hulka?

Hulka es ni más ni menos que un ardid de Stan Lee para tener en su poder una versión femenina de Hulk, y el motivo es que los creativos de la popular serie de finales de los setenta ponderaban esa misma idea para un nuevo personaje, pero de esta forma los derechos eran de Marvel (al igual que siempre en el mundo del show business la cuestión es pasar por caja).

Más allá de esto es también Jennifer Walters, la prima de Bruce Banner que recibirá una transfusión de sangre de este y le hará convertirse en la salvaje Hulka con su primera aparición en 1980 en Savage She-Hulk nº1, firmado por Stan Lee y el arte de John Buscema. A diferencia de su pariente esta joven podrá controlar su transformación (no siempre), no perderá su inteligencia y tampoco será dominada por diferentes personalidades según momentos.

Ella es y siempre será ella, solo que ser Hulka le parece más divertido que su antiguo trabajo de abogada. Y es comprensible ya que gracias a esto ha ido al espacio, ha formado parte de Los Vengadores, de Los Cuatro Fantásticos, Los Defensores…

El amor de John Byrne

Poco a poco el personaje fue ganando popularidad, lo que hizo que tuviera su propia aventura en solitario en la graphic novel The Sensational She-Hulk de John Byrne, nombre que mantuvo cuando llegó su colección regular que fue todo un soplo de aire fresco dentro del mundo del cómic.

Bajo la magia del canadiense, que no fue autor de todos los números, la serie alcanzó grandes cotas de calidad, de metalenguaje salpicado con cierta crítica hacia el propio medio, y un constante aire de sit com que junto con la capacidad de no tomarse demasiado en serio a sí misma la convirtió en todo un hito.

La cabecera fue atrevida y osada, llegó a lugares a los que nadie más se atrevía a llegar, rompía la cuarta pared para hablar con el lector, jugaba con el hecho de que sus protagonistas sabían que vivían en un cómic, se recuperaron viejos y olvidados personajes …

Un integral imprescindible

Ahora de la mano de Panini Comics, editorial responsable de los cómics Marvel en España, llega este tomo recopilatorio en el que poder adentrarnos de nuevo en la estupenda etapa que John Byrne firmó para Hulka. No solo teniendo la oportunidad de recuperar sus aportaciones a la serie regular, también a la graphic novel inicial, algunos extras como entrevista al dibujante canadiense, galería de portadas y alguna sorpresa más que hará las delicias de todos los lectores.

La sensacional Hulka de John Byrne es simplemente sensacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website