Hace ya tiempo que en este site, y en el canal de youtube asociado al mismo, se hizo un especial de He-Man y los Masters del Universo en el que se habló de la serie de televisión, las figuras de acción, la película y por supuesto los minicómics. Este material era quizá el más complejo de conseguir, pero que gracias a la recopilación que ECC Ediciones (junto a Dark Horse, Mattel y Dreamworks) ha lanzado al mercado está accesible para todo el que quiera.

De los dos tomos anteriores ya se comentaron cosas en su momento, y ahora toca adentrarse en el tercero y último de ellos. Un volumen de cuidada edición (como sus predecesores) que comienza de la mejor manera posible, con la historia titulada “¡El poder de la Horda del terror!”, dibujada por Bruce Timm.

Sí, el padre de Batman: The Animated Series, solo que años antes de alcanzar una muy merecida fama por su labor. Aquí todavía está en estado primigenio, algo alejado de la sofisticación que llegara a alcanzar, pero en más de una escena sus trazos son totalmente reconocibles, con ese claro toque de admiración hacia Jack Kirby que siempre se cuela en sus dibujos.

Lejos de caer la potencia de fuego, justo al terminar entra de lleno otra leyenda: Stan Sakai. El creador del conejo Usagi Yojimbo, que también fue rotulista en estos minicómics. Precisamente el motivo por el que se le entrevista, para poder viajar por sus recuerdos, al igual que páginas mas adelante harán lo mismo el editor Lee Nordling y el guionista Steven Grant.

Materiales intercalados con las historias que enriquecen la experiencia de leerlas, quizá destacando de todas ellas “En busca de Keldor” (de Steven Grant y Bruce Timm) en la que el rey Randor emprenderá una búsqueda de su desaparecido hermano Keldor con un inevitable enfrentamiento con Skeletor (¿o hay algo más?).

Hay que mencionar también las dos últimas: “La llave cósmica” (sin saber qué equipo estuvo detrás) y “Los poderes de Grayskull: ¡Comienza la leyenda!”; la primera de ellas entronca de forma directa con los visto en la película de acción real, llegando a aparecer incluso Guildor, Saurod y Bleit teniendo así un cruce de realidades curioso y llamativo. En segundo lugar, y ya al final del todo, está el capítulo que cierra toda la historia pero que a la vez debía servir para dar comienzo a una nueva.

Así los niños, coleccionistas, y lectores se despedirían de He-Man y de todo el mundo que le rodeaba, para viajar por entre los velos del tiempo hasta el pasado de su mundo. Todo era ligeramente conocido, pero también distinto, incluso en esa remota época tenían a su propio héroe… ¡He-Ro!

Por desgracia nada de esto llegó a suceder, los Masters del Universo serían cancelados y todos los posibles planes para ellos cayeron por el pozo a la espera de ser rescatados. Así sería, en posteriores versiones de esta conocida cabecera, ya en tandas de figuras pensadas menos para el mercado del juguete y más para el de que nos gusta almacenar, exponer, y ordenar.

He-Man y los Masters del Universo: colección de minicómics Vol.3, más de trescientas páginas llenas de magia, aventura, sueños y de recuerdos que logran llevarnos hasta las estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website