En Harley Quinn: Apagón nos encontramos con las aventuras de nuestra simpática pirada que aparecen en las grapas americanas 9 a 13 además de los números especiales El fin del mañana: Infelices para siempre, Harley Quinn invade la Comic-Con Internacional de San Diego, y Orígenes secretos: Harley Quinn y de las portadas alternativas recogidas en cartoné.

Las historias, llevadas por el gran equipo que forman Amanda Conner y Jimmy Palmiotti, nos narran cómo el fanatismo puede hacer cometer locuras a cualquiera (nº 9); cómo la protagonista aprende, a las malas, que siempre hay reglas, hasta cuando no las hay (nº 10); que los superhéroes y villanos, si así podemos definir a Harley Quinn, también tienen su vida cotidiana y que dos personas tan distintas como ella y Power Girl pueden ser las mejores amigas (nº 11); el tremendo dúo que puede llegar a crear con una heroína del tamaño de Power Girl contra Manos, el Rey Reloj y Sportsmaster (nº 12 y 13).

Además leemos cómo Harley va teniendo las cosas un poco más claras, pues está dispuesta a tener una relación de igualdad, con un trato justo y equitativo con el sr. J, pero ya no a morir por él (El fin del mañana: Infelices para siempre); cómo vive la genial Comic-Con de San Diego un primerizo, con su ópera prima, Vomitochica, entre tanto disfrazado y famoso, como Jim Lee, Stephen Amell o Bruce Timm (Harley Quinn invade la Comic-Con Internacional de San Diego); y un repaso por la vida de la protagonista, no solo desde que fuera la doctora Quinzel, sino desde su adolescencia y adultez, cómo lo que parecía una artimaña de infiltración para conocer más a sus pacientes terminó por darle las alas que la convertirían en Harley Quinn (Orígenes secretos: Harley Quinn).

A lo largo de sus aventuras, volvemos a ver que la psiquiatría sigue siendo parte de ella y que sigue queriendo ayudar a la gente; seremos testigos de cómo su ingenuidad le pasará factura; de las divertidas situaciones que vivirá con una desmemoriada Power Girl y el increíble dúo heroico que formará con ella; que el Joker se querrá a sí mismo sobre todas las cosas (oh, qué novedad); se dará respuesta a “¿Qué haría Harley Quinn en una habitación llena de Jokers?”; y nos abrirá su corazón al contarnos su historia desde su más tierna adolescencia.

Ocho números. 208 páginas. 20,50€. Ratos de evasión, entretenimiento y diversión acompañados de un estupendo dibujo a cargo de Amanda Conner y su equipo. Eso es lo que define este tomo. Cada uno valorará si sale a cuenta o no, pero una cosa está clara: la tapa dura mola (¡y queda genial en la estantería!).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website