Lo mejor del mundo del cómic es que sus posibilidades son potencialmente infinitas. Una hoja en blanco que llenar con trazos en los que todo puede pasar, incluso cosas que ya existieron pero vistas a través de un nuevo prisma.

Me viene a la cabeza Star Trek: La Ciudad al Borde de la Eternidad, que publicó en su momento Drakul Editorial y que recoge uno de los mejores episodios jamás hechos de la conocida Space Opera. Pero no según lo vimos en la pantalla, ya que las limitaciones de la época y del formato no lo permitieron. Lo que se hizo fue intentar plasmar de forma real y digna lo que pudo ser y nunca fue, prácticamente un sueño hecho realidad.

Casi es magia. Puede que esa sea la forma de referirse a ello. Magia.

¿O no es gracias a algún hechicero que el Batman del muy tristemente fallecido Adam West pueda compartir aventuras con la Wonder Woman de Lyndar Carter en Batman ´66 Meets Wonder Woman ´77?

Vamos a volver al mundo creado por Gene Roddenberry.

En las viñetas hemos visto cómo los tripulantes de la Enterprise han compartido aventuras con el Doctor Who, los X-Men, e incluso con Linterna Verde, precisamente uno de los tomos editados recientemente en España de la mano de ECC Ediciones, o lo que es lo mismo que decir DC Comics en nuestro país. En esta ocasión la empresa en la que nació Batman se une a IDW, editorial también de G.I.Joe y Rom, para forjar una historia más allá de las estrellas, más allá de los universos.

¿Pero de qué universos estamos hablando? Para situar al lector, que supongo conocedor (aunque sea parcialmente de Linterna Verde y Star Trek), en lo que atiene al DC Comics la historia se sitúa en los hechos de La noche más oscura pero en esta versión no todo salió bien y la batalla final se ha saldado con la muerte, y con Ganthet (el más conocido de los guardianes) llegando hasta una dimensión que no es la suya con la esperanza de evitar mayores desgracias.

Esta dimensión es la misma que habitan los miembros de la tripulación original de la Enterprise, pero en sus versiones actualizadas de la saga que comenzó en 2009. Algo que Ángel Hernández se encarga de reflejar a la perfección, al dotar a estos héroes espaciales de los rasgos de Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban y el resto de actores que han dado nueva vida a los más que conocidos personajes de Gene Roddenberry.

Durante una de sus misiones se toparán con unos extraños y pequeños artefactos llenos de poder, los anillos de los Linternas, lo que hará que rápidamente traben relación con Hal Jordan, el más icónico Linterna Verde y el principal protagonista de esta historia aunque no el único. Otros tantos portadores de diferentes anillos de colores aparecerán, y por el camino se crearán algunos nuevos como el klingon general Chang, villano de Star Trek VI: Aquel país desconocido al que encarnó el gran Christopher Plummer.

A partir de este punto, y a excepción de una o dos sorpresas, la historia no presenta nada que el lector no se imagine desde el principio de la misma. Pero claro esta que en realidad el motivo de ponerse a pasar páginas en este caso no es el hallazgo de algo novedoso o inesperado, lo es en realidad el simple cruce de personajes que admiramos y que desde hace décadas han formado parte de nuestra vida.

Sucede lo mismo que en Batman/Elmer Fudd, del que os hablaré en unos días, es un puro entretenimiento pensado y realizado por y para fans, sin ninguna pretensión más. Lo que en ocasiones, y erróneamente, es tildado de error pero que logra cumplir por completo con lo que promete y de paso hace que nos lamentemos pensando e la cantidad de oportunidades perdidas que hay en el cine o la televisión.

Star Trek/Green Lantern: La guerra espectral es una travesía a través de los universos y las estrellas, plagado de rostros conocidos, de nombres que con el paso de las décadas se han convertido en iconos, unidos en una misma aventura con una sola misión: Salvar a todo el Universo.

El espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website