En la Feria del libro de Madrid de este año firmaban nombres tan conocidos como Paco Roca, José Manuel Puebla, Amarna Miller, Marwan o esa máquina de dibujar que es Enrique V. Vegas, entre otros muchos de gran calado y popularidad, y allí en medio de todos ellos estaba yo por primera vez (con Los sesenta no pasan de moda y Doctor Who: el loco de la cabina).

Lo mejor que puedo decir es que ha sido fascinante. Así que va un poco de crónica.

Levantarse a las cinco de la madrugada para coger un avión no es plato de buen gusto, además entre unas cosas y otras terminé llegando al hostal en que me alojaba la editorial a eso de las doce del mediodía. Agotado en muchos sentidos ya que viajar me descoloca mucho, pero no tenía tiempo para sentarme a pensar en ello ya que a las cuatro de la tarde había quedado con una periodista para una entrevista.

Ataviada con una preciosa camisa blanca y negra se presentó Elena Crimental de vemosseries.com totalmente puntual, simpática y preguntando si me podía tutear (sí, por Dios. No me tratéis nunca de usted). Nos pusimos a charlar durante cerca de una hora sobre mis tres libros, el siguiente de James Bond, futuros proyectos, el panorama de series actual y otras muchas cosas que podéis leer aquí (en la entrevista completa).

Después salimos rumbo a la feria que como bien sabéis está en el Retiro. Era la primera vez que acudía y se mostró ante mí igual que Narnia tras el armario: un lugar casi de ensueño poblado por fantásticas historias de doncellas y dragones. Para un chico de provincias (sí, he viajado dentro y fuera de España, vivido en varias ciudades y ahora en Barcelona, pero lo sigo siendo) encontrarse con tal despliegue de cultura y con tanta gente paseando por entre las paradas era prácticamente un sueño.

Llegamos a la número 183, Dolmen Editorial, en la que me iba a pasar los siguientes tres días sentado y firmando (viernes/sábado por la tarde y el domingo por la mañana). Un buen montón de lectores se dieron cita y aunque uno ya es perro viejo no puede evitar sorprenderse siempre. Escribir algo es maravilloso, que otros lo lean y les gusta todavía más, pero además poder conoceros en persona y charlar con vosotros es sencillamente genial.

Me alegró volver a ver a varios rostros que situaba de otras sesiones y presentaciones, otros tantos que comentaron que eran seguidores de mis redes (Twitter y Facebook), bastantes curiosos que se acercaron para charlar de series y televisión, y también viejos amigos que aprovecharon el momento para saludarme y darme un buen abrazo (una forma inmejorable de cargarse de energía positiva).

Es complicado quedarse solo con algunos recuerdos, pero si tuviera que elegir cinco creo que serían: a) ver a Paco Silva (uno de mis más activos y simpáticos followers), Rebecca y su novio Jesús (dos lectores de Valladolid) b) Poder saludar a mi buen amigo el periodista Daniel San Juan c) que Pili Baena (la pelirroja definitiva. También del gremio) viniera a verme y trajera galletas (en concreto estas) d) compartir unas horas de stand y firmas con el genial Enrique V. Vegas, al que hace muchos años que conozco y que nunca deja de sorprenderme. Es una máquina de dibujar con una gran (y merecida) legión de fans e) y sin duda que el gran viñetista Zulet pasara a charlar un rato.

Tres días increíbles en la Feria del libro de Madrid. Mi primera vez y espero que no sea la última.

Gracias a todos por formar parte de este camino y de la sitcom que es mi vida.

KEEP WALKING!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website