Una de las cosas más llamativas de DC es ese conglomerado (a veces caótico) de diferentes universos que componen su multiverso. En ocasiones solo son unas pocas realidades, en otras infinitas, e incluso solo una aunque esto apenas suele durar. Una pauta que se ha repetido durante décadas ya fuera a través de historias imaginarias, otras que pasan a conformar un pasado canónico o sencillamente con la línea Otros Mundos que tan buenos momentos nos ha dado.

La mini serie El Multiverso que publica ECC en nuestro país es un recorrido por algunas de estas versiones diferentes de nuestro planeta (el de ellos, el de los superhéroes) con una trama común que conforma una historia de nueve números que poco a poco se va mostrando al lector en su forma plena gracias al buen hacer de Grant Morrison, autor que no precisa de presentación alguna.

Mundo Trueno

Nadie se va extrañar si digo que soy un total enamorado del Capitán Marvel, y si es más clásico mejor. Las encarnaciones posteriores que intentan dar una cierta oscuridad al personaje y su mundo me parece que nunca han terminado de funcionar.

Y visto lo visto en este quinto número de El Multiverso que lanza ECC queda claro que Grant Morrison es igual de amante de ese personaje que yo.

Bajo el nombre de Mundo Trueno y con Morrison Stewart al mando de la imagineria visual, el guionista propone al lector una aventura que condensa todo el buen sabor del Capitán Marvel más clásico. No falta nada, desde el inquieto Batson, a sus compañeros contra el crimen, pasando por una ciudad totalmente luminosa en la que parece que no hay hueco para sombras y por supuesto la malvada mente de Sivana detrás de todo.

El temible plan de este científico loco para lograr tener los poderes de su más odiado (quizá amado) enemigo le llevará incluso a desafiar al mago Shazam. No lo hará solo, a su lado estarán sus hijos e incluso duplicados de él mismo de otras dimensiones (en mi opinión de lo mejor del cómic. Tomaos unos segundo para verlos bien)..

Pero todo esto que hace que la lectura sea una delicia puede ser un problema para el que no conozca bien al personaje. La cantidad de guiños y referencias es tal que puede que alguno se sienta perdido, por otro lado también esto conlleva que sirva para que uno se meta de lleno en este universo.

Creo que no disfrutaba tanto de una historia del Capitán Marvel desde The Power of Shazam!, escrita y dibujada por el siempre acertado Jerry Ordway.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website