En los años noventa el director Oley Sassone dirigió una película llamada Los Cuatro Fantásticos. Contó con un presupuesto realmente limitado, con las manos de Roger Corman (nadie mejor) y realizada solo para asegurar que la productora conservaba los derechos y no para su exhibición, aunque este hecho se olvidó comentarlo con el equipo.

Hoy en día es fácilmente encontrable y en ocasiones sorprende que un producto de estas características tenga sus aciertos, a pesar de todo.

En 2005 y 2007 se estrenaron en cine dos nuevas adaptaciones de estos personajes que contaron con críticas muy poco amables. La larga espera para ver aventuras en pantalla grande de los imaginautas no había merecido la pena. Es cierto que son entretenidas pero un segundo visionado, y el paso del tiempo, hace que no soporten nada bien los juicios. Esto se incrementa con la mala construcción de personajes, unas tramas aceleradas y la constante sensación de estar delante de un telefilm.

De nuevo y también tras años de parón llega Cuatro Fantásticos. La situación no ha cambiado mucho. El estudio ha confiado las riendas a Josh Trank en la que será su segunda película como director (la primera fue Chronicle), con guión de Jeremy Slater que firma su segundo trabajo y el más veterano Simon Kinberg que también ha formado parte de Sherlock Holmes o X-Men: Días del futuro pasado, entre otros títulos de gran éxito (y entre más gente que metió mano, todo hay que decirlo).

Nadie va a negar que desde un comienzo esta película que nos ocupa ha estado no precisamente exenta de polémicas. Los aficionados ya habían quedado escaldados con las anteriores incursiones y temían lo que estaba por venir. Las noticias que iban desvelando a los actores y la trama no presagiaban tampoco nada bueno. Las quejas y temores seguían. Pero la prueba de fuego de toda producción es la pantalla del cine, no sería la primera vez que una obra logra sorprender al público.

Pero no. Esta vez no ha sido así y Cuatro Fantásticos da justo lo que se temía. ¿Acaso se puede esperar otra cosa de una cinta que apenas ha tenido promoción y apoyo? Algo que desde un comienzo ha llamado poderosamente la atención y que a pocos días de su estreno no tiene visos de cambiar.

El espectador va a estar delante de hora y media de su vida que no va a recuperar. Un metraje lleno de tópicos metidos con calzador y unos actores con muy poca (o ninguna) química entre ellos, interpretaciones muy justitas que encabeza Kate Mara teniendo prácticamente la misma expresión en cada escena, prácticamente se salva solo Jamie Bell que logró deslumbrar al mundo hace quince años con Billy Elliot. Logra dar una verosimilitud al personaje de Ben Grimm/La Cosa que parece inalcanzable por sus compañeros de equipo, aunque no deja de transmitir siempre la sensación de no saber muy bien qué hace en este película.

Quizá sencillamente sea todo un fallo por la apuesta hacia un tono más injustificadamente oscuro para evitar caer en lo que está siendo el estilo de Marvel Studios, algo que podría haber funcionado de haberse trabajado más la trama que presenta incoherencias y una total falta de ritmo logrando que lo que es poco más de noventa minutos de personas con sorprendentes poderes sea (dicho rápido y sencillo) tremendamente aburrido.

Menos mal que siempre nos quedará Los Increíbles. ¡MENOS MAL!

2 thoughts on “Cuatro Fantásticos: cumpliendo lo esperado

  1. El tono oscuro no sienta bien a los personajes. Este vale para Batman, pero para el resto… Los 4F son luminosos, brillantes, divertidos, emocionantes. Todo lo que no sea esto, no llegará a acercarse siquiera a ellos. Pretender hacerlos oscuros… bueno, ahí está el resultado. Por cierto, a mí no me parecieron tan malas las dos anteriores.
    Un saludín

    • Ya no es solo una cuestión de parecerse más o menos a los personajes originales, sencillamente es de ser una película mal realizada. El tono es una elección pero siempre debe servir a un fin y aquí no es así.

Responder a Doc Pastor Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website