El director Herminio Cardiel charlando con el periodista Diego Merayo

El director Herminio Cardiel charlando con el periodista Diego Merayo

Si eres comunicador esta entrada te va a servir de más bien poco, o más bien de nada, ya que lo que voy a contar lo sabrás de sobra y lo habrás puesto en práctica.

Ahora, si ese no es tu caso igual te interesa leerte lo que te voy a contar a continuación.

Lo primero que debes tener claro es que mandar una nota, sin entrar ya en si está bien o mal escrita, no quiere decir que vayan a interesarse por ti. Los medios, grandes y pequeños, tienen sus propios intereses y el que sepan qué vas a hacer no significa que te lo vayan a publicar. Así que no te hagas mala sangre.

Usa la cabeza, eso es lo primero. Y de paso un poco de papel y un bolígrafo. Organiza tus ideas de qué quieres contar y a quién quieres llegar. No, lo de “a todo el mundo” y “pues cuántos más mejor” no es la respuesta, aunque en más de una ocasión todos pequemos de esto. El evento que organices, el libro que publiques no va a interesar a toda la población, primero piensa eso y después decide a quién se lo mandas.

Lo más directo, y más efectivo todavía en ciudades no demasiado grandes como mi natal Valladolid (una ciudad muy bonita, por cierto, que os aconsejo visitar), es apostar por los medios locales. Esas cabeceras incombustibles que siempre apoyan al ciudadano y suelen hacerse eco de los actos que se celebran. Puede que al sacarte sea en un espacio limitado y pequeño, vete con eso claro, pero ya habrás logrado esa repercusión (y poca repercusión es mucho más que ninguna).

De estos temas, y otros, te hablaremos en el curso de comunicación y marca personal. Más info.

De estos temas, y otros, te hablaremos en el curso de comunicación y marca personal (se imparte en Valladolid). Más info.

No vayas a lo loco, esta idea tenla SIEMPRE presente. Organiza los correos, teléfonos y demás que tengas. Así podrás hacer el envío de forma correcta, sin duplicidades (aunque a veces pase. Me declaro culpable) y a ser posible ten siempre un destinatario específico, no lo mandes al correo generalista ya que igual se pierde (o se ignora. La cantidad de informaciones diarias que recibimos cualquier comunicador es realmente grande).

Intenta ser concreto, pero también dar algo más que la información más cruda. Transmite el porqué lo que estás haciendo puede interesar, qué ofreces o porqué a los niños les puede apetecer pasarse a verte actúar (por poner un ejemplo).

Y por supuesto, esto es primordial, si tienes un amigo periodista pide su consejo. Él está dentro de nuestra profesión, y puede llevarte en una u otra dirección. Parece mentira, pero esto no es tan sencillo (aunque visto desde fuera lo parece).

Con todo esto, que es algo muy básico y parco, ya tienes una posibilidad de lograr un cierto eco.

Suerte.

Dos recortes, breves, de la presencia de Herminio Cardiel en SEMINCI

Dos recortes, breves, de la presencia de Herminio Cardiel en SEMINCI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website