Astro City es muchas cosas. Es una carta de amor al cómic, es un trabajo bien hecho, es una obra digna de admiración y es siempre cambiante. Esa es una de sus mejores características, que bajo ese aspecto ligeramente vintage y referencial hacia personajes y sagas del pasado se esconde una increíble capacidad de transformación que hace que sea única.

En este tomo llamado Estrellas Resplandecientes se recopilan los cuatro especiales Astro City: Astra, Astro City: Beautie, Astro City: Samaritan Special y Astro City: Silver Agent siendo cada uno de ellos protagonizado por el personaje que le da nombre y llevando un punto más allá las circunstancias que de ellos ya conocimos.

En el caso de Astra, el lector se re encuentra con ella habiendo dejado atrás su infancia y también la adolescencia, ahora es una adulta que ha terminado sus estudios universitarios. Todo el mundo, o el universo en su caso, se abre ante ella con todas sus posibilidades pero también con todas sus sombras y responsabilidades. Atrás ha quedado el tiempo de ser una niña, ahora toca crecer y salir adelante por sí misma.

Astro City: Beautie está protagonizado por Bonita, una muñeca robótica llena de vida que tiene detrás un pasado que ella misma desconoce. Pero su vida es en el hoy, el pasado de uno no debería intentar lastrarlo y ella tiene que luchar por encontrarse. Este relato además tiene dos o tres guiños a la cultura pop para el que sepa verlos, como el diseño original de la muñeca Bonita que es el mismo de Barbie (que a su vez recrea a la alemana Bild Lilli).

Astro City: Samaritan Special lleva al gran héroe de Astro City de cena, pero no una cena cualquiera, de cena con el que es su mayor enemigo. Ambos ha luchado innumerables veces, ha perdido uno y también otro, pero jamás ha ganado ninguno. Hace tiempo dejaron de pelear y empezaron a conocerse, a cenar para medirse y a tentar el uno al otro. ¿Quién caerá primero? ¡El villano que se volverá bueno? ¿O el héroe que se hará malvado?

Astro City: Silver Agent responde a una sencilla pregunta, ¿dónde estuvo el Agente de Plata en su viaje en el tiempo? Y la única respuesta posible es esta: siendo el Agente de Plata. Un héroe que logró crear una estela que perdura en el tiempo y que nunca será olvidado. Quizá este relato sea una forma de expiar los pecados de los ciudadanos de Astro City, que cayeron por siempre en la vergüenza por cómo juzgaron a uno de los mayores héroes del mundo.

De esta forma Astro City: Estrellas resplandecientes se convierte en un tomo dinámico que lleva a sus personajes por el camino de la evolución, mientras de igual forma hace que el lector averigüe más sobre el destino de todos ellos. Esto mismo hace que sea a la vez interesante y solo adecuado para los conocedores de esta ya larga saga, puesto que de lo contrario se encontrará en medio de un universo ya ampliamente conformado y sin guía para viajar por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website