Llega el calor, apetece estar en la calle, ir a la piscina o a pasear un rato por el parque. El verano, esa época que para muchos significa descansar e irse de vacaciones y también poder dedicar largos ratos a la lectura.

Os dejo cinco recomendaciones para estos días de relax.

The Kingdom

En el año 1996 Mark Waid y Alex Ross crearon una obra llamada Kingdom Come. Un relato de corte dramático, con tintes bíblicos y claras referencias mitológicas que rápidamente se hizo un hueco entre los lectores, la crítica y pasó a la historia como una de las lecturas obligadas que todo amante del buen cómic debe tener.

Lógicamente, y al más puro estilo americano, hubo una secuela que no llega a la calidad de la original: The Kingdom. No llega a igualarla pero lo cierto es que tampoco lo pretende y puede considerarse tanto continuación como un Otros Mundos que parte de lo que en teoría también era un Otros Mundos.

Ya sin Alex Ross pero manteniendo a Mark Waid como guionista este volumen debe leerse como complemento de lo sucedido en Kingdom Come, ya que expande lo que allí se narró dando más fondo a los personajes y las historias que apenas se tocaban. Además de dejarse ir y disfrutar de talento de los muchos dibujantes que participan en este tomo recopilatorio de ECC, desde Frank Quitely hasta Oriel Olivetti pasando por el muy clásico Jerry Ordway.

Guía del seriéfilo galáctico

Las series están de moda. Más o menos, somos muchos los que hemos llegado a un punto de saturación y hemos parado en seco, por eso se agradecen libros como el de Marina Such. Un compendio de algunas de las producciones de ciencia ficción más relevantes de los últimos años, desde Doctor Who a Strangers Things, escrito a modo de breves fichas para cada uno de las decenas de títulos que completan este volumen.

Pero que nadie se confunda y piense que breve quiere decir poco trabajado. Nada de eso, el repaso que hace la autora es exhaustivo, se permite contar alguna anécdota, destacar a los personajes más a tener en cuenta de cada universo catódico y unas pocas líneas de sus creadores.

¿Quieres series y no sabes qué ver? Hazte con Guía del seriéfilo galáctico y elige.

Oz

En general se suele conocer la historia de los libros de Oz por la famosa película que protagonizó Judy Garland, que debo decir he devorado un buen número de veces. Otras muchas producciones han aprovechado las ideas de L. Frank Baum, como Oz, un mundo de fantasía o la novela oficial Wicked: Memorias de una bruja mala de Gregory Maguire que se ha adaptado en un musical que ha funcionado comercialmente muy bien.

Pero es cierto que no siempre se ha logrado plasmar la esencia de los catorce volúmenes que conforman la obra original y es una lástima, por eso que por fin se publique en forma de tomos recopilatorios la adaptación que se hizo en Marvel Comics es motivo de alegría.

Eric Shanower y Skottie Young trabajan juntos para lograr traspasar la magia y el ingenio de L. Frank Baum llevando las letras al mundo de las viñetas, consiguiendo una mezcla perfecta que hará que queramos quedarnos para siempre en el reino de Oz y los que le rodean.

Tiempo al tiempo

Tras mucho esperar y desear se ha estrenado la tercera temporada de El Ministerio del Tiempo, con alguna sorpresa para el público y el mismo saber de las dos tandas de capítulos anteriores. Pero lo que cada vez demanda más la legión de fans es productos derivados y poco a poco van saliendo cosas, desde un juego de mesa a tener su propia versión en cómic.

Tiempo al tiempo es la primera incursión oficial de la serie en el mundo de las viñetas, y lo hace de la mano de las editoriales Aleta y Evolution Comics con una historia de Joseba Basalo y El Torres, con guión de este último. El dibujo y el color son obra de Jaime Martínez y Sandra molina, que se han esforzado en crear una versión realista y fidedigna de lo que se ve en las pantallas.

Leer esta historia es como adentrarse en un capítulo más de la producción, con alguna pequeña concesión al homenaje y a la referencia, profundizando ligeramente en aspectos que hasta el momento se desconocían y que es de esperar en un futuro se ahonde más en los mismos.

Eso sí, un aviso. Si no eres ministérico, no lo leas.

Eternas Palabras

Cualquiera que me conozca un poco sabrá de mi pasión y admiración por Johnny Cash. Algo que viene de muchos años atrás y que por desgracia comenzó cuando él ya había fallecido, así que cualquier nueva forma de conocer un poco más a este músico es (perdón por la repetición) música para mis oídos.

Eternas Palabras son los poemas inéditos de este creador, salidos de su puño y letra, de su alma y su corazón, y entregados a nosotros por cortesía de la editorial Sextopiso que lo lanza en una edición sencilla pero a la vez muy completa al incluir material en inglés, castellano y reproducciones de las notas originales del cantante.

Leer a Johnny Cash es como caer en las llamas del infierno para resurgir en el cielo.

<<Y si el fuego está encendido

Cabalgaré de vuelta>>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website